Plan de Control Tributario 2016

Resol DG AEAT 22-2-16, BOE 23-2-16

​La Administración tributaria tiene la obligación de elaborar anualmente​ un Plan de control tributario, que tiene carácter reservado sin perjuicio de que se hagan públicos los criterios generales que lo informan mediante su publicación en el BOE.

El Plan de control tributario constituye el principal mecanismo de planificación anual en el que se establecen las actuaciones a desarrollar en el ámbito del control tributario. Dicho control, entendido en un sentido amplio, comprende desde la actividad de verificación de los incumplimientos menos complejos hasta la actividad de investigación, descubrimiento y represión de las formas más sofisticadas de fraude, así como las que tienen por finalidad el cobro de las deudas tributarias no ingresadas de forma voluntaria.

Plan de control tributario 2016

Resol DG AEAT 22-2-16, BOE 23-2-16

 

​Se refuerzan las actuaciones desarrolladas en años anteriores y se incorporan otras nuevas en línea con el contexto económico-social y normativo en el que la AEAT desarrolla su actividad.

Control sobre la economía sumergida​.

Se intensifican las intervenciones mediante personación con unidades de auditoría informática (UAI) en las sedes donde se realiza la actividad económica. En concreto, actuaciones selectivas coordinadas a nivel nacional para detectar actividad oculta mediante el denominado “software de ocultación”, o “software de doble uso”, especialmente en empresas intensivas en manejo de efectivo.

Se mantienen, al objeto de verificar la efectividad del cumplimiento de la limitación de pagos en efectivo, las actuaciones presenciales dirigidas al análisis de la facturación y los medios de pago.

Continúan las actuaciones sobre particulares que ceden de forma opaca viviendas por internet u otras vías, y sobre empresas turísticas regulares que no cumplen debidamente sus obligaciones fiscales y sobre el ámbito de la importación de bienes.

Intensificación de la investigación de patrimonios en el exterior

La información aportada por el modelo 720 de declaración de bienes y derechos en el exterior seguirá siendo un pilar básico para la búsqueda de patrimonios deslocalizados. A partir de este año se suma la información que comience a recibir la AEAT a través de la iniciativa FATCA de EEUU sobre cuentas extranjeras, ya en funcionamiento, y posteriormente de terceros países (acuerdo CRS de intercambio de información sobre cuentas financieras suscrito por España y 78 jurisdicciones fiscales, y grupos de trabajo en el seno de la Unión Europea para el intercambio automático de información – AEOI).

Una de las actuaciones de especial relevancia es la explotación de la información recibida de forma espontánea desde otros Estados miembros de la UE en relación con contribuyentes con residencia en España, para la ejecución de comprobaciones de la renta mundial de los obligados tributarios. 

Esquemas de tributación internacional

Cobra especial importancia la información que aportan las empresas en el marco del Código de Buenas Prácticas Tributarias en aspectos tales como su grado de presencia en paraísos fiscales o el grado de congruencia de sus decisiones fiscales con los principios del paquete BEPS (Erosión de Bases y Traslado de Beneficios) de la OCDE. 

Búsqueda del fraude en internet

Se realizarán protocolos de actuación tanto en empresas que realizan comercio electrónico, como en aquellas que alojan sus datos en la nube, y se efectuarán comprobaciones de la tributación de negocios que operan a través de la red, así como de los beneficios obtenidos por las empresas que publicitan bienes y servicios en internet.

Se establece, entre otros, un análisis de riesgos específicos de los operadores de comercio electrónico del que se obtenga información adicional sobre su posicionamiento en el sector en aspectos como el grado de conexión entre empresas o su posición como intermediarias. También se procederá a la sistematización de información de operadores considerados de riesgo como, por ejemplo, los nombres de sus dominios y los indicadores de su condición de anunciante.

Continúan siendo objeto de especial control, entre otros supuestos, la utilización improcedente de empresas para canalizar rentas y reducir la tributación de personas físicas, las actividades profesionales, los signos externos de riqueza a los efectos de detectar ingresos no declarados, la emisión de facturas irregulares y las tramas de fraude organizado en el IVA. Se refuerza el control de rentas declaradas exentas que suponen gasto fiscalmente deducible en los pagadores.  

Extensión de la gestión recaudatoria

Se desarrolla la gestión de la deuda pendiente de cobro sobre un mayor número de contribuyentes, impulsando las derivaciones de responsabilidad y, en su caso, las acciones judiciales oportunas para combatir las operaciones de vaciamiento patrimonial de especial calado y los supuestos de insolvencia punible.

Se agiliza la gestión recaudatoria en los casos de existencia de indicios de delito fiscal y de contrabando, de acuerdo con las posibilidades que ofrece la reforma de la LGT, y se refuerzan las medidas cautelares para afianzar el cobro de las deudas, las investigaciones de movimientos financieros y la gestión, tanto de las deudas en fase de embargo, como de aquellas afectadas por procesos concursales, potenciando, al mismo tiempo, la viabilidad de las empresas.

En materia de control de Aduanas e Impuestos Especiales, siguen teniendo especial relevancia las actuaciones para la detección del contrabando de tabaco, se reforzarán los controles en los recintos aduaneros de viajeros y mercancías procedentes de áreas de menor tributación. Se desarrollarán herramientas para facilitar la investigación sobre grandes organizaciones criminales en materia de blanqueo de capitales.

Fuente: ADN LEFEPVRE-EL DERECHO

2017-03-09T13:11:10+00:00 marzo 1st, 2016|Categories: Fiscal, noticias|