Conciliación por despido improcedente y reclamación económica

Escrito por Juan Gomez De Laserna

Abogado de familia y colaborador en medios especializados


La conciliación por despido improcedente es un proceso legal que busca resolver conflictos laborales de manera amigable y rápida. Generalmente, este proceso se inicia cuando un empleado considera que ha sido despedido de forma injusta y busca una reclamación económica como compensación por los daños sufridos.

Posible indemnización por despido improcedente: ¿Cuánto podrías recibir?

La indemnización por despido improcedente en España se calcula en base a los años de antigüedad en la empresa y el salario del trabajador. La fórmula general es la siguiente: se concede una indemnización de 33 días de salario por año trabajado, con un límite de 24 mensualidades.

Para calcular la indemnización se tiene en cuenta el salario diario, incluyendo no sólo el salario base, sino también los complementos salariales.

Por ejemplo, un empleado con un salario de 2000€ al mes, que ha trabajado en la empresa durante 10 años, recibiría una indemnización de 22.000€ (2000€ / 30 días * 33 días * 10 años).

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el despido improcedente debe ser declarado como tal por un juez o reconocido por la empresa. Si la empresa no reconoce la improcedencia del despido, el trabajador debe demandar y ganar el juicio para tener derecho a dicha indemnización.

Finalmente, hay que recordar que la indemnización por despido improcedente está exenta de tributación en el IRPF hasta los 180.000€. Todo lo que supere esa cantidad sí tributará.

Reclamaciones posibles en un despido improcedente

En un despido improcedente, el trabajador tiene el derecho de reclamar ante el juzgado de lo social. Las reclamaciones posibles incluyen:

1. Reinstalación en el puesto de trabajo: El empleado puede exigir ser reincorporado a su puesto de trabajo en las mismas condiciones que antes del despido.

2.

Indemnización: Dependiendo de la antigüedad del trabajador, puede reclamar una indemnización que varía entre 20 días por año trabajado (con un máximo de 12 mensualidades) para contratos indefinidos no fijos, y 33 días por año trabajado (con un máximo de 24 mensualidades) para contratos indefinidos fijos.

3. Salarios de tramitación: El trabajador tiene derecho a cobrar los salarios dejados de percibir desde el día del despido hasta la sentencia judicial que declare la improcedencia.

4. Daños y perjuicios: Si el trabajador considera que el despido ha causado un daño moral o material, puede reclamar una indemnización por daños y perjuicios.

Es importante recordar que para reclamar un despido improcedente, el trabajador dispone de un plazo de 20 días hábiles desde la fecha de despido. Además, es recomendable contar con asesoramiento legal para asegurar una correcta defensa de los derechos laborales.

Investiga y prepara tu caso detenidamente antes de la conciliación. Entiende bien tus derechos y los detalles de tu despido.
Busca asesoramiento legal. Un abogado especializado en derecho laboral puede ayudarte a entender mejor tus opciones y a preparar una estrategia efectiva.
Mantén la calma y sé profesional durante la conciliación. Esto es una negociación, no una confrontación.
Considera todas las ofertas de conciliación. No te apresures a rechazar una oferta sólo porque no es lo que esperabas inicialmente.
Documenta todo. Ten una copia de todos los documentos que se presenten durante la conciliación y ten a mano cualquier documento que pueda respaldar tu caso.
Recuerda, la conciliación es una oportunidad para llegar a un acuerdo mutuo satisfactorio sin tener que ir a juicio. Es posible que no obtengas todo lo que quieres, pero podrías obtener una resolución más rápida y menos estresante.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad