Incapacidad total por hernia discal

Escrito por Juan Gomez De Laserna

Abogado de familia y colaborador en medios especializados

La incapacidad total por hernia discal es una condición que puede resultar en una interrupción significativa de la vida laboral y personal de un individuo. Esta enfermedad, que afecta a los discos de la columna vertebral, puede causar dolor intenso y limitar seriamente la movilidad, llevando a una incapacidad total para trabajar.

Grado de discapacidad asociado a la hernia discal lumbar

El grado de discapacidad asociado a una hernia discal lumbar depende de varios factores, incluyendo la gravedad de la hernia, la localización, el impacto en la movilidad y la capacidad del individuo para realizar actividades de la vida diaria.

Hernias discales leves a menudo no resultan en un grado significativo de discapacidad. Sin embargo, pueden causar molestias y limitaciones menores en determinadas actividades.

Hernias discales moderadas pueden tener un mayor grado de discapacidad. Estos casos pueden limitar significativamente la movilidad y la capacidad del individuo para realizar tareas físicas, como levantar objetos pesados o permanecer de pie durante largos períodos de tiempo.

Hernias discales severas pueden resultar en un alto grado de discapacidad. Estos casos pueden limitar severamente la movilidad y la capacidad del individuo para realizar incluso tareas cotidianas simples.

Según la normativa vigente en España, el porcentaje de minusvalía por hernia discal puede variar desde un 1% hasta un 75% en los casos más graves. Sin embargo, este porcentaje es solo una guía y la determinación final del grado de discapacidad será realizada por un equipo de profesionales médicos basándose en la evaluación individual del paciente.

Porcentaje y grado de minusvalía por hernia discal L5 S1

En particular, el grado de minusvalía por hernia discal L5 S1, una de las más comunes debido a su ubicación en la parte baja de la espina, puede tener un impacto significativo en la funcionalidad de la persona y, por tanto, en su capacidad laboral. El reconocimiento de la minusvalía y el porcentaje asignado estarán sujetos a la severidad del caso y a cómo este afecta la calidad de vida del afectado.

Explorando los distintos grados de una hernia discal

Una hernia discal se refiere a una afección en la cual el material interno de un disco intervertebral se desplaza o se rompe a través de su capa externa, a menudo causando dolor y otros síntomas. Los grados de una hernia discal se definen principalmente por la extensión del desplazamiento del disco y la gravedad de los síntomas.

Grado 1: Protusión – El disco aún está intacto, pero está abultado o sobresale hacia el canal espinal. Este grado puede no presentar síntomas.

Grado 2: Extrusión – El núcleo del disco se ha desplazado a través de la capa externa, pero aún está contenido dentro del disco. Los síntomas pueden variar desde leves a moderados.

Grado 3: Secuestro – El núcleo del disco ha roto completamente la capa externa y se ha movido hacia el canal espinal. Este grado puede causar síntomas severos, como dolor intenso, debilidad muscular, hormigueo y/o entumecimiento.

El tratamiento para una hernia discal puede variar dependiendo del grado y de los síntomas del paciente. Los tratamientos no quirúrgicos, como la fisioterapia, los medicamentos para el dolor y las inyecciones de esteroides, se pueden utilizar para los grados más bajos. Para los grados más altos o los casos que no responden a los tratamientos no quirúrgicos, puede ser necesaria la cirugía.

La Incapacidad Total es una figura legal que se otorga a personas con condiciones médicas severas que impiden su desempeño laboral, como una hernia discal. Si te encuentras en esta situación, es fundamental que te informes bien sobre tus derechos y las obligaciones de tu empleador.
Contacta con un médico y un abogado para que te asesoren durante el proceso. Mantén contigo toda la documentación médica que avala tu condición y los informes que demuestran tu limitación para trabajar.
No olvides que es tu derecho recibir una remuneración económica durante el tiempo que estés incapacitado. Nunca dejes que nadie te haga sentir culpable por reclamar lo que te corresponde. La salud es lo primero y es importante que te tomes el tiempo necesario para recuperarte.

«`

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad