Contrato de modelo para coworking

Escrito por Juan Gomez De Laserna

Abogado de familia y colaborador en medios especializados


El contrato de modelo para coworking es un documento vital que define las responsabilidades y derechos de los usuarios de un espacio compartido de trabajo. Establece las reglas y condiciones bajo las cuales se proporciona el servicio de coworking, garantizando un ambiente de trabajo armonioso y productivo.

Todo lo que necesitas saber sobre los contratos de coworking

Los contratos de coworking son acuerdos entre un proveedor de espacio de coworking y un individuo o empresa que desea utilizar este espacio. Este contrato establece las reglas y términos de uso del espacio y puede variar en duración, precio y servicios incluidos.

Duración del contrato: Los contratos de coworking suelen ser flexibles, con duraciones que van desde un solo día hasta varios años. Esto facilita a las empresas y freelancers adaptar su contrato de coworking a sus necesidades cambiantes.

Precio: Los precios de los contratos de coworking varían dependiendo de factores como la ubicación, el tamaño del espacio, los servicios incluidos y la duración del contrato. Algunos contratos pueden tener un precio fijo mensual, mientras que otros pueden basarse en un precio por día o por hora de uso.

Servicios incluidos: Los contratos de coworking suelen incluir una variedad de servicios, como acceso a internet, uso de salas de reuniones, servicio de recepción, servicio de limpieza y acceso a zonas comunes como cocinas y áreas de descanso.

Reglas de uso: Los contratos de coworking establecen las reglas de uso del espacio, que pueden incluir normas sobre el horario de acceso, el comportamiento dentro del espacio, el uso de equipos y servicios, y la responsabilidad por daños o pérdidas.

Es importante leer detenidamente el contrato antes de firmarlo para entender todas las condiciones y obligaciones, y si es necesario, buscar asesoramiento legal.

Determinando precios adecuados para espacios de coworking

Determinar los precios adecuados para espacios de coworking implica considerar diversos factores. Primero, debes evaluar los costos operativos.

Esto incluye los costos de alquiler, servicios públicos, mantenimiento, personal, suministros de oficina, y cualquier otro costo recurrente.

En segundo lugar, debes investigar los precios de la competencia en tu área local. Esto te ayudará a entender lo que los clientes están dispuestos a pagar y donde puedes posicionar tu espacio en el mercado.

En tercer lugar, debes considerar el valor que ofreces. Esto incluye la calidad de las instalaciones, la ubicación, los servicios adicionales (como el café gratis o acceso a salas de conferencias), y la comunidad que construyes.

Finalmente, debes considerar la demanda y la oferta en tu mercado. Si hay mucha demanda y poca oferta, puedes permitirte cobrar más. Si la oferta supera a la demanda, es posible que necesites bajar tus precios para atraer a los clientes.

Algunos posibles precios podrían ser:

  • Membresía de escritorio dedicado: $300 – $500 al mes
  • Membresía de escritorio flexible: $200 – $300 al mes
  • Membresía de sala de conferencias: $50 – $100 por hora

Estos son solo ejemplos generales, y los precios específicos variarán dependiendo de los factores mencionados anteriormente. Recuerda, el objetivo es maximizar los ingresos mientras ofreces un valor justo a los clientes.

Finalmente, si estás interesado en un contrato de modelo para coworking, es importante que tengas en cuenta ciertos aspectos.
Lee detenidamente todo el contrato antes de firmarlo. Asegúrate de entender cada cláusula, y si tienes dudas, no dudes en preguntar.
Considera las condiciones de cancelación y renegociación. ¿Qué sucede si necesitas más espacio o si necesitas menos? ¿Puedes cancelar en cualquier momento o hay una duración mínima?
Además, verifica qué servicios están incluidos en el contrato. ¿Se incluyen servicios como internet, limpieza, seguridad y mantenimiento del espacio?
Recuerda que el objetivo de compartir un espacio de trabajo es ahorrar costos y fomentar la colaboración, así que asegúrate de que el contrato de coworking se alinea con estos objetivos.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad