Contrato de Escritura Pública

Written By x2h9r

Lorem ipsum dolor sit amet consectetur pulvinar ligula augue quis venenatis. 


El Contrato de Escritura Pública es un documento legal oficializado por un notario público. Este tipo de contrato asegura la legalidad y veracidad de un acuerdo entre dos o más partes en asuntos de relevancia, como la compra-venta de bienes inmuebles, constitución de sociedades, testamentos, entre otros.

Todo lo que necesitas saber sobre los contratos de escritura pública

Un contrato de escritura pública es un documento legal que se formaliza ante un notario público. Este tipo de contrato tiene una gran importidad por su valor jurídico y porque es indispensable en ciertos trámites, como la compraventa de inmuebles.

Características principales de los contratos de escritura pública:

1. Formalidad: El contrato se realiza ante un notario, que da fe de la identidad de las partes, la legalidad del contrato y la fecha en que se realiza.

2. Seguridad jurídica: El notario revisa que el contrato cumpla con todas las disposiciones legales y que las partes estén en condiciones de celebrarlo. Asimismo, el notario conserva una copia del contrato, lo que facilita su prueba en caso de conflicto.

3. Costo: La formalización de un contrato de escritura pública tiene un costo, que incluye los honorarios del notario y los gastos de registro.

4. Permanencia: Una vez que el contrato de escritura pública se ha firmado, no puede ser modificado ni revocado, a menos que las partes acuerden hacerlo en un nuevo contrato.

5. Obligatoriedad: Algunos contratos deben realizarse necesariamente por escritura pública, como la compraventa de inmuebles, la constitución de sociedades y la donación de bienes.

Es importante tener en cuenta que la redacción de un contrato de escritura pública requiere de un conocimiento especializado en derecho, por lo que es recomendable contar con la asesoría de un abogado.

Diferencias clave entre la escritura pública y el contrato privado desveladas

La escritura pública y el contrato privado son dos formas de formalizar acuerdos, pero tienen diferencias clave:

1. Autenticidad: La escritura pública se considera auténtica porque está firmada por un notario y los firmantes, mientras que un contrato privado es firmado solo por las partes implicadas.

2. Eficacia jurídica: La escritura pública tiene eficacia jurídica desde su fecha de otorgamiento, mientras que un contrato privado necesita ser elevado a público para adquirir eficacia jurídica.

3. Seguridad jurídica: La escritura pública ofrece mayor seguridad jurídica por estar certificada por un notario.

4. Intervención de un notario: En la escritura pública, un notario interviene para verificar la identidad de las partes, su capacidad para contratar y el consentimiento. En un contrato privado, no hay un tercero que verifique estos aspectos.

5. Tipos de contratos: Algunos contratos, como los de compraventa de inmuebles, deben hacerse mediante escritura pública. Otros contratos, como los de arrendamiento, pueden formalizarse mediante un contrato privado.

Mi consejo final para ti es que siempre asesórate con un profesional antes de firmar un Contrato de Escritura Pública. Este documento es legalmente vinculante y puede tener importantes implicaciones financieras y legales.
No te apresures y asegúrate de entender completamente los términos y condiciones antes de firmar. Recuerda que tienes derecho a pedir aclaraciones y a negociar los términos que no te parezcan justos o equitativos.
En caso de cualquier duda o inseguridad, no firmes nada hasta que un abogado o notario de confianza revise el contrato. Un profesional en la materia podrá ayudarte a evitar problemas y malentendidos futuros.
Finalmente, asegúrate de guardar una copia del contrato firmado para tu referencia personal y legal.

Deja un comentario