¿Quién se queda con la casa tras el divorcio?

Escrito por Juan Gomez De Laserna

Abogado de familia y colaborador en medios especializados


El proceso de divorcio puede ser complejo y emocionalmente agotador, especialmente cuando se trata de decidir quién se queda con la casa. Este problema no solo implica aspectos legales, sino también emocionales y financieros. En este artículo, exploraremos los factores que se consideran al determinar ¿quién se queda con la casa tras el divorcio?

Decisión sobre propiedad de vivienda en casos de divorcio

La decisión sobre la propiedad de la vivienda en casos de divorcio puede variar dependiendo de varios factores. A menudo, la distribución de los bienes matrimoniales se basa en si el estado sigue las leyes de propiedad comunitaria o de distribución equitativa.

Los estados de propiedad comunitaria consideran que todos los bienes y deudas adquiridos durante el matrimonio son propiedad conjunta de ambas partes. Por lo tanto, estos se dividen por igual en el caso de un divorcio.

En los estados de distribución equitativa, los bienes y deudas no se dividen necesariamente por igual, sino de manera justa. Esto puede significar que uno de los cónyuges puede terminar con una mayor parte de la propiedad, dependiendo de varios factores, como la duración del matrimonio, la contribución económica de cada cónyuge y su capacidad futura para ganar ingresos.

La custodia de los hijos también puede afectar a quién se le otorga la propiedad de la vivienda en un divorcio. Si un cónyuge recibe la custodia principal, es posible que se le otorgue la vivienda para minimizar la interrupción en la vida del niño.

Finalmente, en algunos casos, la casa puede ser vendida y las ganancias divididas entre los cónyuges. Esta es a menudo la opción preferida cuando ninguno de los cónyuges puede permitirse mantener la casa por sí solo.

División de la vivienda en divorcio con hijos: ¿Quién la conserva?

La división de la vivienda en un divorcio con hijos puede ser una cuestión complicada y depende de varios factores. En general, los tribunales intentarán tomar una decisión que sea en el mejor interés de los hijos.

A menudo, el progenitor con la custodia principal puede quedarse con la vivienda, especialmente si esto permite a los hijos mantener cierta estabilidad (por ejemplo, quedarse en la misma escuela, mantener sus amistades, etc.).

Sin embargo, también se pueden considerar otros factores como:

– La capacidad financiera de cada progenitor para mantener la vivienda.
– El deseo de ambos progenitores de quedarse con la casa.
– El valor de la casa en relación con otros activos matrimoniales.

Finalmente, si ninguno de los progenitores puede mantener la casa o llegar a un acuerdo, la casa puede venderse y dividirse los beneficios.

Es importante recordar que estas decisiones pueden variar dependiendo de las leyes específicas de cada lugar y de las circunstancias individuales de cada caso. Por lo tanto, siempre es aconsejable buscar el asesoramiento de un abogado especializado en divorcios.

Para la persona interesada en saber ¿Quién se queda con la casa tras el divorcio?, es importante recordar que la decisión depende de varios factores como el régimen económico del matrimonio, si la casa es bien común o privado, y si hay hijos menores de edad.
En muchos casos, los jueces suelen otorgar el uso de la vivienda al cónyuge al que se le atribuye la custodia de los hijos. Sin embargo, en situaciones donde no hay hijos o son mayores de edad, la división puede ser más compleja.
Asesorarse legalmente es el mejor consejo, pues cada caso es único y requiere de un análisis detallado. Si el divorcio se realiza de mutuo acuerdo, la pareja puede decidir quién se queda con la casa y estipularlo en el convenio regulador. Recuerda, siempre es importante buscar un acuerdo pacífico y justo para ambas partes.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad