Se incrementan las sanciones impuestas por la Agencia de Protección de Datos.

Las solicitudes de cancelación realizadas por los ciudadanos creció un 8% respecto a 2012. En paralelo, los españoles han sido pioneros en el ejercicio del derecho al olvido y se han consolidado las reclamaciones (184) recibidas ante la Agencia de Protección de Datos.