DEDUCCIÓN POR MANTENIMIENTO DE EMPLEO.

La planificación fiscal es la parte más importante de la consultoría empresarial, pues se trata de adelantarse a la liquidación de los tributos, que al realizarse a posteriori del cierre del ejercicio, nos deja muy poco margen para su aplicación de la forma más favorable al contribuyente.

Así pues vamos a entrar en una de las pocas posibilidades que nos deja la actual legislación para poder reducir la carga tributaria del IRPF en las actividades empresariales o profesionales, se trata de la posibilidad de aplicar la Reducción de un 20% al rendimiento neto de la actividad, pasamos a comentar sus requisitos y la casuística derivada de ellos:

1.- Requisitos Previos:

  1. Importe cifra negocios de todas las actividades desarrolladas por el mismo titular inferior a 5 millones de Euros
  2. Plantilla media inferior a 25 empleados
  3. Que mantengan o creen empleo en el año de aplicación de la Reducción, con las siguientes condiciones:

Caso 1.– Actividad Iniciada antes del 1/1/2009: Se cumple el requisito  para la obtención de la reducción si en el año 2014 la plantilla media es superior a la unidad y a la plantilla media de 2008.

Caso 2.- Actividad iniciada después de 1/1/2009: En este caso la plantilla media del 2008 se computa como  0 y se cumple el requisito cuando al año siguiente de la aplicación de la deducción la plantilla es media no sea inferior a la unidad, por ejemplo una actividad iniciada en 2014 puede aplicarse esta deducción aunque su plantilla media en el 2014 sea menor de uno siempre que en el año 2015 la plantilla media sea como mínimo de una persona.

Es importante señalar que para estos casos de inicio posterior al 1/1/2009 se puede aplicar la reducción siempre que la plantilla media de cada año sea igual o superior a uno aunque esto suponga una reducción de empleo respecto del año inmediatamente anterior, por ejemplo si la plantilla media del 2013 es de 2,2 y la del 2014 es de 2, se cumplen los requisitos para aplicarla.

Otras consideraciones:

  1. Para hallar la plantilla media se prorratearan todos los contratos de trabajo por las horas efectivas realizadas según la legislación laboral.
  2. En el cómputo de dicha plantilla solo se pueden incluir las personas que tengan relación laboral ( no se incluye el cónyuge e hijos dependientes del empresario)
  3. Se computan los trabajadores con baja temporal por maternidad o enfermedad, aunque no estén trabajando efectivamente en la empresa

2.- Límite de la reducción: Se establece que la reducción del 20% del rendimiento neto (Ingresos menos gastos deducibles) no podrá ser superior al 50% del total de sueldos pagados a los trabajadores en ese periodo sin que se tengan en cuenta para este importe las cuotas de seguridad social de la empresa.

3.- Compatibilidad con otros beneficios fiscales, es importante señalar que esta reducción es compatible entre otras con la del 20% por Inicio de Nuevas actividades a partir del 1/1/2013 que no determinen su beneficio por el Régimen Especial de Módulos dentro de los dos años primeros en que tengan beneficios, así pues una empresa que inicie su actividad en el 2014 podrá aplicarse , si cumple todos los requisitos antes señalados,  una reducción de su carga impositiva del  36%  al aplicarse de forma acumulativa dichas reducciones.

En estos términos la planificación fiscal consistiría en utilizar los tres meses restantes del periodo impositivo para ajustar magnitudes como la plantilla media para poder obtener los mayores  beneficios fiscales .

 Francisco Serna López

Economista

Departamento Físcal Íntegra Asesores

2017-03-09T17:21:55+00:00 Octubre 14th, 2014|Categories: Fiscal, noticias|