Cómo gestionar nuestras Operaciones Intracomunitarias

 

     Debido a la globalización, cada día es más necesario para las empresas operar fuera del estado en el que desarrollan su actividad. Las compras y ventas fuera del territorio nacional aumentan progresivamente para que estas empresas puedan seguir estando competitivas dentro del mercado en el que operan.

 Dentro de todas estas operaciones exteriores, en este artículo voy a hablar específicamente de las operaciones que realizamos dentro de la Unión Europea, ya que este tipo de transacciones, llamadas Operaciones Intracomunitarias, tienen una serie de particularidades, con respecto al IVA, que interesa conocer.

 En cuanto a la Venta de Productos o Prestación de Servicios

 Como norma general, si se realiza una operación de este tipo con un empresario situado en un estado miembro de la UE, no se deberá repercutir IVA en las facturtas emitidas, tanto en las ventas como en la prestación de servicios. Este tipo de operaciones tributarán siempre en el país en el que resida el destinatario de la mercancía o servicio.

¿Cuáles son los requisitos necesarios para emitir este tipo de facturas sin IVA?

El primero de ellos es estar inscrito en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI). Inscripción que se realizará mediante la presentación del correspondiente modelo 036.

El segundo requisito es que nuestro cliente debe ser un Empresario o un Profesional, ya que si la venta la realizamos a particulares, sí que deberemos repercutir el IVA español.

Además, este cliente también debe de estar de alta como operador intracomunitario en el ROI. Para asegurarnos de que esto es así, podemos comprobarlo pidiéndole su CIF, y haciendo la correspondiente consulta en la página de la Agencia Tributaria (Consulta VIES).

Si el cliente no aparece en esta consulta, le deberemos de facturar repercutiéndole el IVA, y le podremos informar de que tiene la opción de solicitar la devolución de este IVA en su país.

Si lo que hacemos es Comprar Mercancía o recibir Servicios

En este caso la operativa es muy similar a la situación anterior, pero ahora somos nosotros los clientes. Por lo tanto, nuestro proveedor deberá emitirnos la correspondiente factura sin IVA, ya que, como nosotros somos empresarios o prefesionales, procederemos a declarar este IVA en nuestro país. Para ello, liquidaremos el impuesto mediante la Autorepercusión, que en castellano de toda la vida viene a significar que deberemos calcular el IVA que corresponda, dentro de nuestro territorio, por la operación en cuestión, e incluirlo como mayor IVA Soportado y, al tiempo, como mayor IVA Repercutido en nuestra declaración trimestral. Por lo tanto, el coste por esta operativa acabará resultando nulo a estos efectos.

¿Cuáles son los requisitos necesarios para que nos emitan este tipo de facturas?

Pues, al igual que en el caso contrario, deberemos estar de alta como Operadores Intracomunitarios. Nuestro proveedor en este caso, también deberá de estarlo. Y el método de comprobación es el ya explicado en el apartado anterior.

En todo caso, si nuestro proveedor nos emite la factura repercutiéndonos IVA, bien porque no estamos inscritos en el ROI, o bien por error de éste, siempre podremos solicitar la devolución de este IVA soportado.

¿Este tipo de operaciones hay que declararlas en algún modelo específico?

Efectivamente, además de incluirlas, como ya se ha apuntado, en el modelo 303 y 390 (declaración trimestral y resumen anual de IVA respectivamente) al tiempo deberemos de presentar una declaración informativa, mediante el Modelo 349. Este modelo se deberá presentar mensualmente en el caso de que nuestras operaciones del trimestre, y las de cada uno de los cuatro trimestres anteriores, superen los 50.000 €.

     A modo de resumen final, para las operaciones intracomunitarias deberemos emitir facturas sin IVA, al igual que nos deberán emitir facturas similares en el caso de que seamos nosotros los clientes. Pero siempre hay que cumplir dos requisitos principales: estar ambas partes de alta en el ROI y actuar como empresarios o profesionales.

Manolo Francés

Socio-Director Ejecutivo Íntegra Asesores