Aplazamientos

El pasado mes de diciembre el gobierno nos sorprendía con la noticia de que, a partir del 1 de enero de 2017, el IVA ya no se podría aplazar, a no ser que el contribuyente probara que las cuotas de IVA repercutido no se habían cobrado (es decir, que las facturas de ingresos estaban pendientes de cobro).

Tras duras negociaciones con los colectivos de autónomos, al fin la Agencia Tributaria ha rectificado su decisión.

El día 13 de enero, Hacienda publicó en su web una nota que suavizaba considerablemente la medida anunciada, por lo que el IVA sí se podrá aplazar en 2017.

Los Autónomos podrán seguir solicitando aplazamientos y fraccionamientos de IVA. La forma de tramitarlos dependerá del importe que se quiera aplazar.

  • Deudas iguales o inferiores a 30.000 euros. El aplazamiento se concederá sin garantías hasta un máximo de 12 plazos mensuales. El trámite del aplazamiento será automático; es decir, la solicitud recibirá una concesión inmediata si no excede la cuantía indicada.
  • Deudas superiores a 30.000 euros. Se podrá solicitar aplazamiento siempre y cuando se acredite que las cuotas de IVA repercutido no han sido pagadas. Se precisa aportar una garantía. El plazo máximo que se concede son 36 cuotas mensuales.

El aplazamiento del IRPF seguirá las mismas pautas, salvo que, en las deudas superiores a 30.000 euros, no se exigirá probar la falta de cobro de las facturas.

En cuanto a las Pymes: la nota publicada por la Agencia Tributaria no hace referencia expresa a las pymes.

No obstante, según informa Hacienda, se espera un nuevo anuncio que permitirá a las empresas aplazar en IVA en las mismas condiciones antes expuestas.

2017-03-09T13:07:23+00:00 enero 19th, 2017|Categories: Fiscal, noticias|